Primera entrega de algunos de los textos literarios que compartimos en “Los caprichos de Julie Delpy”.

 Programa 1 – 22 marzo 2014

140322

 

 

 

Fragmento de “La viajera y sus sombras”, Victoria Ocampo

Escribir las impresiones de un viaje que sólo ha durado 5 meses por un país inmenso es cosa peligrosa. Esas impresiones pueden tener poco que ver con la realidad, pero no olvidemos que hay maneras distintas de conocimiento, aplicables a los países como a los seres humanos. Sucede con bastante frecuencia que la primera impresión recibida de una persona sea justa. Sin embargo, cuando luego tenemos ocasión de ver y oír a menudo a esa persona, parecería como si nos hubiésemos equivocado. Una nueva impresión, que es probablemente la que la persona en cuestión trata de dar de sí misma, consciente o inconscientemente se superpone a la primera. Y con el correr del tiempo suele ocurrir que desechamos esta segunda impresión para volver a la primera. El impacto del primer encuentro nos había revelado a fin de cuentas más verdades que las que los juicios posteriores a esa intuición pretendían ofrecernos. No niego que la experiencia contraria pueda darse y debe depender mucho de los temperamentos.

http://www.ivoox.com/viajera-sus-sombras-victoria-ocampo_md_3053084_1.mp3″ Ir a descargar

Programa 2 – 29 marzo 2014

140329

 

 

 

Fragmento de “No han cambiado y son otros”, Olga Orozco.

Mi abuela fue una hechicera blanca que heredó en cada piedra un altar de los druidas
donde oficiaba a medias con la luna sus ceremonias blancas.
Encendía las lámparas de un soplo,
bordaba las historias más hermosas con las hebras más largas del invierno
y evaporaba brujas tan sólo con mondar sin miedo una naranja.
(…)

Mi madre fue una reina que trocó sus dominios en la tierra por un lote en el cielo,
un pequeño lugar para erigir de nuevo la casa y la familia.
Se habrá cumplido el pacto, porque tenía el don de acatar e imponer hasta el final,
como una quemadura, la ley de la palabra.
(…)

Mi padre fue un incrédulo rey mago que llegó a nuestro sur siguiendo la otra cara de su estrella.
(…)
Sus manos no estaban hechas para asir;
eran manos de palmas hacia arriba ofrenciendo la perla del milagro a los esperanzados y a los desposeídos.
(…)

Ellos vuelven y ocupan sus lugares junto a estas ventanas, esta mesa, este lecho;
vuelven con grandes trozos de paredes y muebles y paisajes disueltos
y construyen con extraños escenarios que intercalan a través de los años.

No han cambiado y son otros:
compartieron conmigo los fulgores y los rasguños de este lado.
No han cambiado y son otros:
una opaca polilla, un objeto que cae, la rama que golpea contra el vidrio,
este frío que corre por mi cara.
Es posible que intenten como yo la aventura de violentar el tiempo,
de mezclar las barajas del presente, del porvenir y del pasado.
No han cambiado y son otros.
No es museo de cera la memoria.

http://www.ivoox.com/no-han-cambiado-son-otros-olga_md_3053093_1.mp3″ Ir a descargar

Programa 3 – 05 de abril 2014

140405

 

 

 

Fragmento de “La peste” de Albert Camus.

Oyendo los gritos de alegría que subían de la ciudad, Rieux tenía presente que esta alegría está siempre amenazada. Pues él sabía que esta muchedumbre dichosa ignoraba lo que se puede leer en los libros, que el bacilo de la peste no muere ni desaparece jamás, que puede permanecer durante decenios dormido en los muebles, en la ropa, que espera pacientemente en las alcobas, en las bodegas, en las maletas, los pañuelos y los papeles, y que puede llegar un día en que la peste, para desgracia y enseñanza de los hombres, despierte a sus ratas y las mande a morir en una ciudad dichosa.

http://www.ivoox.com/peste-albert-camus_md_3053095_1.mp3″ Ir a descargar

Programa 4 – 12 de abril

140412

 

 

 

Fragmento de “La traición de Rita Hayworth” de Manuel Puig.

– ¿Era el marido? Divina estaba, con una silueta delgada, un traje negro ajustado y la expresión de mujer enamorada, contenta de ir a verlo, que hace mucho que no lo ve: un hombre fino, inteligente, delicado. Y no hay como estar bien vestida, una parece otra. Porque una será lo que será, tendrá el busto caído, o tendrá barriga, que yo no tengo nada, la cuestión es que con un vestido bien cortado que tape los defectos una mujer queda regia, y ya no es una mujer cualquiera.

– No, no es eso lo principal, yo no estoy de acuerdo con vos, Mita, perdóname. ¡Que sea interesante! no hay que dejar de ponerse sombra en los ojos.

– No, pero atrae más, parece que oculta un pasado ¿De dónde sacan el coraje esas mujeres, para hacer esa vida? Las ladronas de joyas, o las espías. Hasta las mismas contrabandistas. Pero hacen otra vida. Más interesante. Porque eso es lo principal que la gente te vea pasar y diga «qué interesante es esa mujer… quién sabe quién es…»

http://www.ivoox.com/traicion-rita-hayworth-manuel-puig_md_3053101_1.mp3″ Ir a descargar

Programa 5 – 19 de abril 2014

140419

 

 

“Mi tío Jack” de Charles Bukowski.

mi tío Jack
es un ratón
es una casa en llamas
es una guerra por comenzar
es un hombre que baja por la calle
con un cuchillo en la espalda

mi tío Jack
es el muelle de Santa Mónica
es una almohada azul polvorienta
es un perro blanco y negro escarbando
es un hombre manco encendiendo un cigarrillo
con una sola mano.

mi tío Jack
es un pedazo de la tostada que se quemó
es el lugar donde olvidaste buscar las llaves
es el placer de encontrar tres rollos de papel higiénico en el ropero
es el peor sueño que tuviste y que no podés recordar.

mi tío Jack
es el petardo que cayó en tu mano
es tu gato atropellado a las 10:30 de la mañana
es la generala que ganaste en el estacionamiento de Santa Anita
es el hombre por el que tu mujer te abandonó aquella noche en la habitación de un hotel barato

mi tío Jack
es tu tío Jack
es la muerte llegando como un tren de carga
es un payaso de ojos tristes
es el eje de tu auto y las uñas de tus pies y el grito de la montaña más grande
ahora.

http://www.ivoox.com/mi-tio-jack-charles-bukowsky_md_3053110_1.mp3″ Ir a descargar