Federico, esto es Siponto. Lindo, ¿no?
La desaparición del pueblo no era para tanto. Todavía hay verde, mar, casas nuevas y algunas que todavía reconozco.
Mi escuela sigue en pie. Se llamaba “Scola Domus”. Por favor cuéntele esto a Peter.
Mi casa ya no está. ¿sabe lo que hay ahí ahora? Un restaurant.
En realidad, Siponto sigue siendo el mismo, pero está distinto. A veces pienso que a las personas nos pasa igual, cuando encontramos lo que buscamos.
¿Qué piensa? Yo, que en la vida uno merece una segunda oportunidad.
Extraño su compañía,

Oli.

Herencia
http://www.ivoox.com/escenas-herencia_md_3497229_wp_1.mp3″
Ir a descargar
Herencia, Paula Hernández. Argentina, 2001.

Anuncios