– Ah, también llamó Leguizamón hace unos días. Quería venir a verte y saber cómo estabas. Debe querer que retomes la cátedra. Pero tomate tu tiempo. No tenés por qué contestar inmediatamente, ¿no? A lo mejor en el segundo semestre….
– ¿Y dónde le dijiste que estuve?
– ¿Cómo?
– ¿Y dónde le dijiste que estuve?
– ¿A quién?
– A Leguizamón.
– No, Guille, sabía… Le dije: “surmenage por exceso de trabajo…”.
– No está mal. ¡No está mal, eh! “Surmenage por exceso de trabajo”. Suena como un elogio, casi…
El gato desaparece
El gato desaparece, Carlos Sorín. Argentina y España, 2011.
http://www.ivoox.com/escenas-el-gato-desaparece_md_3690632_wp_1.mp3″ Ir a descargar

Anuncios