A días de cumplirse un nuevo aniversario del comienzo de la última dictadura cívico-religioso-militar en Argentina, hacemos un repaso por algunas de las películas latinoamericanas que retrataron las diferentes dictaduras sufridas durante esos cruentos años:
Las AAA son las tres armas

    • “La fiesta del chivo” del peruano Luis Llosa (2006) está basada en la obra homónima de Mario Vargas Llosa de 1998. Si bien sigue la novela de Vargas Llosa, “La fiesta del chivo” narra los últimos dos años de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo en República Dominicana, dictadura que comenzó en 1930 y que se extendió hasta la muerte del dictador, en 1961. La historia transcurre alrededor de una mujer que regresa en 1960 al país, luego de huir de la dictadura, y revela a sus familiares las razones de su larga estancia fuera del país. La dictadura de Trujillo fue una de las más sanguinarias de las dictaduras latinoamericanas.
    •  “Machuca” de Andrés Wood (2004) retrata los albores del comienzo de la dictadura de Pinochet en Chile en 1973, tras el derrocamiento y asesinato del presidente electo Salvador Allende. La dictadura se extendió hasta 1990. “Machuca” es la historia de niños de clase media y alta que son agrupados en una institución religiosa para que aprendan a convivir en armonía. Pero el experimento falla con la agitación política y el comienzo de la dictadura, y la amistad que comienza entre Gonzalo y Machuca está destinada a sucumbir.
    • “Cuatro días de septiembre” (O que é isso, companheiro?) de Bruno Barreto (1997), se centra en cuatro días emblemáticos de la dictadura en Brasil, que comenzó en 1964 y terminó en 1985. “Cuatro días de septiembre” narra el secuestro en 1969 del embajador estadounidense en Río de Janeiro, secuestro llevado a cabo por un grupo de extrema izquierda: el Movimiento Revolucionario del 8 de octubre. Con el secuestro no sólo buscaban la liberación de 15 presos políticos, sino darle visibilidad internacional al horror de la dictadura que, como todas, fueron tapadas a nivel internacional.
    • “Estado de sitio” (État de Siège) del griego Costa Gavras (1972), tiene una historia similar a “Cuatro días de septiembre”, pero el hecho sucede en Uruguay, tres año antes de que comience la dictadura. Los tupamaros secuestran a un funcionario estadounidense ligado a la CIA, vinculado al entrenamiento de las fuerzas policiales para ejercer el horror sobre los prisioneros políticos. Luego de interrogarlo, piden por su liberación la excarcelación de 150 guerrilleros. La dictadura en Uruguay comenzó en 1973 y finalizó en 1985.
  •  “Las AAA son las tres armas” (1979)  es un documental corto realizado en Perú por el grupo “Cine de la Base” sobre la dictadura en Argentina. Para el corto de 15 minutos, el grupo siguió el legado del cineasta argentino Raymundo Gleyzer, desaparecido en 1976, y con uno de los textos más emblemáticos sobre la dictadura cívico-religioso-militar en la Argentina: la “Carta abierta de un escritor a la Junta Militar” de Rodolfo Walsh, fechada el 24 de marzo de 1977, un día antes de que fuera desaparecido. En “Las AAA son las tres armas” el grupo de exiliados lee fragmentos de la carta de Walsh, mientras que se suceden las imágenes del horror vivido en la Argentina. La última dictadura cívico-religioso-militar en Argentina comenzó el 24 de marzo de 1976 y tuvo su fin en 1983, con las elecciones presidenciales de ese año. Fue una de las más breves pero también una de las más duras, con miles y miles de desaparecidos, y es una grieta que sigue marcando a la cultura del país por lo que, a su término, se han realizado muchas producciones cinematográficas sobre el tema, cuando finalmente se pudo hablar. “Las AAA son las tres armas” es un caso paradigmático: porque habla con las voces y los tonos de quienes terminaron desaparecidos por la dictadura, desde el exilio y mientras la dictadura seguía en pie.

Sumemos títulos y propuestas. Esperamos sus películas sobre la memoria en los comentarios.

Y, para no olvidar, dejamos el comentario sobre dos grandes películas sobre este tema: “La historia oficial” y “No”.

Anuncios