Miércoles a la noche. Debería hacer frío ya en Rafaela. No pasa nada. Hay letras dando vueltas por todos lados. Antes de que termine el día, nuestro poema de miércoles: “Aprendiste” de Rosario Alonso.
CIMG0012
Aprendiste a cortar las alas a la víspera del sueño,
a encadenar pesados eslabones sobre tu almohada,
a esperar ajenas ilusiones que nunca tendrán nombre.
Y bailas, sobre el cadáver de tu miedo solitario,
una danza triste que deshace los compases.
Instruidos van tus pasos en los ritmos vagabundos
y miras por un cristal ahumado que empaña los colores,
y hablas sin saliva, como el clon de una lengua muerta.
Cantas a la luna nueva como un animal herido
en medio de la noche que te dona su ceguera.
Aprendiste a desaprender los brillos de los días
y a interpretar guiones escritos para otros.
Obediente te agazapas en las claraboyas del silencio
poniendo barrotes a cada intento de huida.
Olvidaste como se cortan las cuerdas de la marioneta.

Anuncios