Buscar

Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

mes

septiembre 2015

Estrenos de la semana 01/10/15 Argentina

MEGAESTRENO
Misión rescate (The martian), Ridley Scott. EE.UU., 2015.

WOODY ALLEN
Hombre irracional (Irrational man), Woody Allen. EE.UU., 2015.

DOCUMENTALES ARGENTINOS
Indio, la película, Carlos Alberto Solari. Argentina, 2015.

Salgán & Salgán, Caroline Neal. Argentina, 2015.

La jugada del peón, Juan Pablo Lepore. Argentina, 2015.

Vergüenza y respeto, Tomás Lipgot. Argentina, 2015.

ALEMANA
Victoria, Sebastian Schipper. Alemania, 2015.

Irrational man

Poema de miércoles: poema de “Grunge” de Alfredo Jaramillo

Un poema difícil de hallar por los mundos virtuales, e incluso impresos: del libro “Grunge” de Alfredo Jaramillo, y sin nombre, para ustedes. Buen miércoles.
Grunge Alfredo Jaramillo
I
Te pasa buscar tu hermano con sus hijas. El hermano grande, que no debería ser conflictuado; pero después, cuando estás comiendo en el patio de comidas del shopping, darse cuenta que no es así. Toda familia es esquizofrénica: cada uno está desdoblado y todo ataque tiene como primer objetivo a uno mismo.

II
“No va a pasar por encima mío”. Qué triste confesión, qué anacrónica, si es que una manada de bestias acaba de pasar por encima de ti y ahora sólo vos y un sol rabioso en la planicie.
Esa manía de hablar sobre uno mismo, que no termino de entender si está bien o está mal. Quién carajo va a leer; la paranoia de pensar que alguien va a venir a hurgar tus papeles para chantajearte en el futuro, por alguna sentencia inconveniente que pronunciaste una vez, desencajado y completamente fuera de vos.

III
El mundo está feliz. Ya no queda gente que se entristezca. Eso es algo verdaderamente triste: la tragedia no tiene más nada que hacer en esta tierra. Chéjov y Gorki, los últimos tuberculosos. No te dijeron eso cuando te pusieron la vacuna, y ahora puede que te convenga meterte el refuerzo que no te diste a los seis años porque “se había agotado”, según explicaba una enfermera que, como toda enfermera, siempre sonreía.

IV
¿Soy un hombre alegre? ¿Irradio luz?

V
La gente está contenta, se ríe de todo; es exitosa. Viene un amigo, lee un poema de un porteño y se pregunta: “¿Por qué los hombres de ciudad hablan de juncos?”. Yo me pregunto por qué nosotros hablamos de Corrientes y Callao como si estuviera a la vuelta de casa.

Mujeres en fuga (en el cine)

En esta lista repasamos películas en las que las protagonistas abandonan sus hogares, dejan su estilo de vida, muchas veces escapando, tratando de encontrar un mejor porvenir, una solución, probablemente a una represión que las terminó desbordando. Mujeres fugitivas como en “Novia fugitiva”, “Wild”, “Ella se va”, “La demora” y en estos cinco títulos que reseñamos:

  • “Kramer vs. Kramer”, un clásico del cine de Hollywood, dirigida por Robert Benton, con Meryl Streep y Dustin Huffman. Joanna abandona a su esposo e hijo. No queda muy claro por qué, pero el personaje de Streep no concilia con la idea de quedarse en casa cuidando del hijo mientras el marido pasa todo el día afuera, apasionado con su trabajo. Un litigio enorme desde la mirada del padre, pero con la fuerza de Meryl Streep para indicar en 1979 que esa concepción machista del hogar debía ser repensada.
  • “Tacones lejanos” de Pedro Almodóvar, también pone el acento en una madre que se va y deja por muchos años a la hija sola en España. Mientras Becky del Páramo sigue con su carrera de estrella en Latinoamérica, Rebecca (Victoria Abril), su hija, la espera con varios complejos encima. Y el encuentro, que es la película en sí, será un desenfreno final por intentar revertir el pasado.
  • En “Lluvia” de Paula Hernández, una mujer abandona a su novio de diez años (y a su hogar) para deambular errante por las calles de la inmensa Buenos Aires. En ese errabundeo, el personaje de Valeria Bertuccelli se encontrará con otra persona que también anda perdida, pero por la muerte del padre: Roberto, el personaje de Ernesto Alterio. Un tanto juntos, intentando apoyarse el uno en el otro, buscarán hacerle frente a esos días decisivos de sus vidas, mientras no para de llover. Hasta que para.
  • “Pan y tulipanes” de Silvio Soldini es una película ítalo-suiza con una mujer que descubre una nueva vida. Si bien en principio no se fuga -porque pierde el transporte con el que está vacacionando con su familia-, al hospedarse en un lugar diferente hasta solucionar el inconveniente, descubre que está mejor en Venecia, siendo una completa desconocida que en ese matrimonio que estaba en franca decaída. Decide entonces quedarse, conseguir un trabajo y empezar de nuevo, hasta que su marido contrata a un detective para que la encuentre y que así vuelva a cumplir su rol de madre y esposa, sólo que ya no es la misma persona.
  • “Thelma y Louise” de Ridley Scott, con Geena Davis y Susan Sarandon, podría ser una road movie de chicas, pero pasan demasiadas cosas como para catalogarla tan banalmente. Thelma y Louise deciden finalmente emprender un viaje de fin de semana, subyugadas por el trabajo y sus parejas. Después de una noche de alcohol, Louise impide que violen a Thelma, matando al violador. El viaje de placer y evasión se convierte entonces en una huida policial, en la que pasarán del miedo frenético a la liberación total.

Thelma & Louise

24 de septiembre de 2015 – II Programa 71

BRILLA, BRILLA ESTRELLITA (LITERATURA AL CINE)

Parte 1:

http://www.ivoox.com/programa-71-ii-24-09-2015-pt1_md_8607954_wp_1.mp3″

Ir a descargar
Parte 2:

http://www.ivoox.com/programa-71-ii-24-09-2015-pt2_md_8608211_wp_1.mp3″

Ir a descargar
150924
Parte 1:
Fragmento de “Pedro Páramo” de Juan Rulfo.

Plastic Ono Band – Instant Karma!


Película: “El resplandor” (Stanley Kubrick)

Black Sabbath – Dear Father

“Noticias de actualidad” de Simon Vinkenoog.

Black Sabbath – Psycho Man

“La pobreza como atenuante: mató al bebé y le bajaron la pena”.

R.E.M. – Bang and Blame

————

Biopic: Stanley Kubrick

Chris Isaak – Baby Did a Bad, Bad Thing [Ojos bien cerrados]

Los caprichos de la semana: Agenda cultural.

In a world: Películas en hoteles.

Leonard Cohen – Chelsea Hotel #2
The White Stripes – Hotel Yorba

————

Parte 2:

Lou Reed – Edgar Allan Poe

Película: “El cuervo” (James McTeigue)

Lou Reed – Burning Embers
Lou Reed/Ornette Coleman – Guilty

Fragmento de “William Wilson” de Edgar Allan Poe.

The Who – Who Are You
————

Fragmento de “El cuervo” de Edgar Allan Poe.

Almendra – Vete de mí, cuervo negro

Fragmento de “La asesina” de Anne Sexton.

Sarah Vaughan – You’re Mine, You

*****

El resplandor – El cuervo

El resplandor (The Shining), Stanley Kubrick. EE.UU., 1980.

Notas sobre “The shining”

Si bien sabemos que Jack (el papel de Nicholson) va a intentar matar a su familia en un hotel aislado por la nieve, no establecemos enseguida el nexo con la violencia familiar: el asesino de las películas reviste otra entidad al ser retratado y, en las películas de terror, muchas veces esa entidad se manifiesta en la forma de un fantasma, de un demonio, de un extraterrestre. Se aleja así el nexo con la complejidad de la situación, y se trata tan sólo del malo de la película, otra carátula que desvirtúa el problema que se plantea.
Ante esta situación, Kubrick señala en el discurso (adaptado de la obra de Stephen King) de sus personajes, sobre todo en el de la madre y el hijo, que Jack ejerce violencia sobre ellos desde hace tiempo. Y remarca el temor, el miedo, que se entrecruza con el terror a lo sobrenatural que se plantea en escena: por más que las escenas finales se llenen de fantasmas, el terror ya estaba planteado desde antes, y no por el travelling y la música, sino por un padre y esposo abusivo.

“El resplandor” abre en picado y con un gran plano general: plantea desde el principio una situación de observación. No podremos hacer absolutamente nada por esos personajes que se aíslan para luchar entre sí. Podremos sí conocer todos sus detalles, todo su periplo hasta llegar a la tragedia. Y, como estaremos a unos pasos, apenas detrás de cámaras, la contigüidad nos puede jugar una mala pasada.

“Toni” no es cualquier amigo imaginario. Si bien la madre está tratando de relativizar la violencia del padre, Toni ha aparecido para cuidar del hijo. Toni es el primer aparecido del film. Aparece en un dedo, tiene otra voz, se comporta como una posesión, y sin embargo está ahí para salvar a los protagonistas. No da miedo. Tira a escena su “redrum”, ese código que calará los oídos y seguirá sonando más allá del film, y es quien introduce el resplandor en la vida de “Danny boy”. Está ahí para indicar y salvar algo: si no hubiera nada que salvar, Toni no existiría. No molesta a la madre, pero algo hay que hacer con Danny, opina el padre.

La habitación 237 es la caja de Pandora que debía abrirse y soltar las catástrofes.
La puerta doble que deja entrar la sangre como una marejada no podía más que estar abierta para esperar el horror.
Son los espíritus que deambulan por el hotel quienes liberan a Jack, pero qué son en realidad. Jack también existió y sigue existiendo. En el plano de lo real que gobierna una línea de la película, ¿quién le abre la puerta al asesino?

Danny deambulando por los corredores del hotel, con la cámara siguiéndolo palmo a palmo, no puede más que arribar a la catástrofe. Con ese simple recurso, apenas un travelling increíble con la cámara inestable, Kubrick nos advierte que algo terrible está por suceder. Luego incorpora la música. Hay cortes en los paseos de Danny. Esos cortes temporales nos preparan para el terror, van generando el suspenso.
Sobre todo la escena primera y este travelling sugerente (con música) nos recuerdan a Hitchcock. La cara de Jack Nicholson en el hueco de la madera de la puerta que acaba de romper son un hallazgo de Kubrick, y por eso hace la portada de la película.

A Kubrick nunca le avisaron que a Stephen King hay que adaptarlo con muñecos irreales y salsa de tomate rebajada chorreando de las heridas. En cambio, él puso a disposición de la obra toda su utilería de planos largos y cortos, travellings inmensos, cámaras que nunca dejan de acercarse al acontecimiento, banda sonora ajustada que remarca el sonido ambiente para mantener en vilo al espectador, y un gusto exquisito por dirigir a actores, que hicieron de “El resplandor” una adaptación no digna para los estándares de King, pero tan digna y enorme para la historia del cine.

El cuervo (The raven), James McTeigue. EE.UU., 2012.

Biopic: Stanley Kubrick

stanley-kubrickStanley Kubrick fue un actor, productor, guionista y director de cine estadounidense, que nació en Nueva York en 1928 y murió en Londres en 1999.
Apasionado por la fotografía, el jazz y el ajedrez en su juventud, trabajó como fotógrafo en la revista Look. Sus primeros trabajos audiovisuales se desprenden de su labor como fotógrafo: los cortometrajes documentales “Flying Padre” y “Day of the Fight” de 1951.
Su primer largometraje se estrenó dos años más tarde, bajo el título de “Fear and desire”. Le siguieron “El beso del asesino”, “Casta de malditos”, “La patrulla infernal”, “Espartaco”, “Lolita”, “¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú”, “2001: una Odisea en el espacio”, “La naranja mecánica”, “Barry Lyndon”, “El resplandor”, “Nacido para matar” y “Ojos bien cerrados”. Considerado como uno de los mejores directores de la historia, Kubrick obtuvo críticas pésimas en el estreno de sus películas, que luego fueron revisadas. Así mismo, por “El resplandor” fue nominado al Razzie a peor director. El artista incomprendido dirigió varias adaptaciones literarias con un fino puntillismo y un trabajo de autor tildado muchas veces de obsesivo perfeccionista.
Sobre el cine y los espectadores, esto le dijo Stanley Kubrick a la revista RollingStone: “No desconfío del sentimiento y la emoción, no. La pregunta es, ¿Les estás dando algo para que sean un poco más felices, o estás poniendo algo que es intrínsecamente de por sí fiel a la materia? ¿La gente se está comportando de la forma en que todos nos comportamos, o se comporta de la manera que nos gustaría que se comporten? Es decir, el mundo no es como se presenta en las películas de Frank Capra. La gente ama las películas – que están muy bien hechas – pero yo no lo describiría como una imagen real de la vida. Las preguntas son siempre, ¿es cierto? ¿Es interesante? Preocuparse por esas escenas obligatorias que algunos piensan que dan una imagen es a menudo sólo para complacer a alguna concepción de una audiencia. Algunas películas tratan de anticiparse a una audiencia. Ellos tratan de congraciarse, y no es algo que realmente tengas que hacer. Ciertamente, el público ha acudido a ver películas que no son esencialmente verdaderas, pero no creo que esto les impida responder a la verdad”*.

* Entrevista de Tim Cahill para la revista RollingStone, recogida y publicada por el blog KubrickEnCastellano, bajo el título “Rolling Stone: Stanley Kubrick, la entrevista”. http://kubrickencastellano.blogspot.com.ar/2013/09/rolling-stone-stanley-kubrick-la.html
http://www.ivoox.com/biopic-stanley-kubrick_md_8587148_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Estrenos de la semana 24/09/15 Argentina

MEGAESTRENO
Hotel Transylvania 2, Genndy Tartakovsky. EE.UU., 2015.

DARÍN Y UN PERRO
Truman, Cesc Gay. España, 2015.

ARGENTINAS
Eso que llaman amor, Victoria Miranda. Argentina. 2015.

Noche de perros, Nacho Sesma. Argentina, 2015.

Si estoy perdida no es grave, Santiago Loza. Argentina, 2015.

TERROR
Eliminar amigo (Unfriended), Levan Gabriadze. EE.UU., 2015.

ADEMÁS SE ESTRENAN
Pasante de moda (The intern), Nancy Meyers. EE.UU., 2015.

La espuma de los días (L’ecume des jours), Michel Gondry. Francia, 2013.

Roger Water The Wall, Roger Waters, Sean Evans. Inglaterra, 2015.

Roger Waters The Wall

Poema de miércoles: “He construido un jardín…” de Diana Bellessi

Poema de miércoles, y por la mañana: un recuerdo extraño ya. A seguir regando los horizontes: “He construido un jardín…” de Diana Bellessi, hace los honores.
Diana Bellessi
He construido un jardín como quien hace
los gestos correctos en el lugar errado.
Errado, no de error, sino de lugar otro,
como hablar con el reflejo del espejo
y no con quien se mira en él.
He construido un jardín para dialogar
allí, codo a codo en la belleza, con la siempre
muda pero activa muerte trabajando el corazón.
Deja el equipaje repetía, ahora que tu cuerpo
atisba las dos orillas, no hay nada, más
que los gestos precisos
dejarse ir para cuidarlo
y ser, el jardín.
Atesora lo que pierdes, decía, esta muerte
hablando en perfecto y distanciado castellano.
Lo que pierdes, mientras tienes, es la sola compañía
que te allega, a la orilla lejana de la muerte.

Ahora la lengua puede desatarse para hablar.
Ella que nunca pudo el escalpelo del horror
provista de herramientas para hacer, maravilloso
de ominoso. Sólo digerible al ojo el terror
si la belleza lo sostiene. Mira el agujero
ciego: los gestos precisos y amorosos sin reflejo
en el espejo frente al cual, la operatoria carece
de sentido.

Tener un jardín, es dejarse tener por él y su
eterno movimiento de partida. Flores, semillas y
plantas mueren para siempre o se renuevan. Hay
poda y hay momentos, en el ocaso dulce de una
tarde de verano, para verlo excediéndose de sí,
mientras la sombra de su caída anuncia
en el macizo fulgor de marzo, o en el dormir
sin sueño del sujeto cuando muere, mientras
la especie que lo contiene no cesa de forjarse.
El jardín exige, a su jardinera verlo morir.
Demanda su mano que recorte y modifique
la tierra desnuda, dada vuelta en los canteros
bajo la noche helada. El jardín mata
y pide ser muerto para ser jardín. Pero hacer
gestos correctos en el lugar errado,
disuelve la ecuación, descubre páramo.
Amor reclamado en diferencia como
cielo azul oscuro contra la pena. Gota
regia de la tormenta en cuyo abrazo llegas
a la orilla más lejana. I wish you
were here amor, pero sos, jardinera y no
jardín. Desenterraste mi corazón de tu cantero.

Películas en hoteles (bien podría ser una campaña publicitaria, pero por ahora no lo es)

En esta lista, enumeramos cinco títulos de films cuyo ambiente principal -muy ligado al conflicto central de la historia- es el hotel, pasando por el terror, la comedia, el romance y el drama. Quedan afuera, pero también nombramos a “El exótico Hotel Marigold” (que tiene una segunda parte), “Hotel Rwanda” y “Hotel Transylvania”, entre los títulos más obvios.

  • “El resplandor” (“The shinning”), dirigida por Stanley Kubrick (porque hay otra versión que encargó Stephen King después de decepcionarse con Kubrick, quizás porque la sangre no parece salsa), es probablemente “la” película de hotel. El padre de familia (Jack Nicholson) que persigue a su flaca mujer y al “Danny boy” que tiene el resplandor, es uno de los asesinos más conocidos de la historia del cine y, el hotel que cuida, el hotel más reconocido de la pantalla grande.
  • Claramente inspirado en “El resplandor”, el director de cine de terror Ti West escribe y dirige en 2011 “The Inkeepers” (“Presencias del más allá” en Argentina), en la que dos empleados de un hotel a punto de cerrar juegan a provocar a las presencias que dicen que andan por ahí, mientras una médium y un nostálgico se hospedan en en el lugar. Los fantasmas aparecen, y sumado a la sugestión, provocan una película terrorífica de clase B que no vale perderse.
  • En “Perdidos en Tokio” (“Lost in translation”) de Sofía Coppola, un publicista (Bill Murray) se encuentra con la mujer de un fotógrafo (Scarlett Johansson) en un hotel. Sus respectivos matrimonios están en caída libre, se encuentran perdidos en la bestialidad de Tokio, casi sin poder comunicarse con los otros, y ese hotel los encuentra, los une, los enamora, pero después siguen las obligaciones y en algún momento hay que tomar el avión de regreso a casa.
  • Otra sobre amores no correspondidos, no ya en un hotel sino en 28 habitaciones de hotel, es “28 Hotel Rooms” de Matt Ross. Un hombre y una mujer se encuentran, comparten una cena y empiezan a compartir habitaciones de hotel para volver a encontrarse. No son novios, cada uno tiene sus propias relaciones, llegan a casarse con otras personas, pero siguen viéndose a escondidas, en viajes de negocios. Nada los ata y sin embargo comienzan a reclamarse, a necesitarse y a sufrir por amor. Una película indie estadounidense con mucha franela, frases hechas y encontradas, y una vuelta de tuerca a lo conflictivo de las relaciones amorosas.
  • Y por último, ya en un género completamente distinto, “El Gran Hotel Budapest” llegó para quedarse cuando Wes Anderson la estrenó en 2014. Con un elenco inmenso y de primera línea, la historia del hotel atraviesa las idas y venidas de sus dueños, empleados, huéspedes y malhechores al acecho y, claro, se hilvana y entreteje con algunos de los principales conflictos del siglo XX. Se hilvana y entreteje, porque aun en medio de la industria, Wes Anderson sigue presentando sus puntillosos trabajos, dignos de un artesano que se va en vicios multicolores.

Hotel Grand hotel Budapest The Shinning The inkeepers

Blog de WordPress.com.

Subir ↑