Buscar

Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

Etiqueta

hollywood

Detrás del poder en el cine norteamericano

No tan afectos a la intriga política, pero sí a los films que dentro del seno de Hollywood cuestionan al poder (quizás para neutralizar críticas), en esta lista retomamos cinco títulos en los que hay un claro cuestionamiento al entramado de poder de Estados Unidos, pasando por figuras claves, guerras que son verdaderas cortinas de humo (y vale recordar a “Wag the dog” en este punto), persecución a los secretos revelados de la CIA y más:

    • El poder de los medios: En “Network” de Sidney Lumet, un film de 1976, un periodista es despedido por la baja audiencia de su noticiero. Al día siguiente anuncia ante las cámaras que en una de sus últimas apariciones en el noticiero, se suicidará. Es un éxito de audiencia, y la gerencia busca explotar al máximo al nuevo orador de masas. Así lo erigen. Las personas en sus casas repiten sus consignas de liberación, de rechazo al poder establecido. El noticiero se vuelve un burdel y la ética ha desaparecido en todos los niveles. La traducción del título en Argentina resume el final: “Poder que mata”.
    • El poder de la CIA: “Fair game” de Doug Liman, del año 2010, está basada en un hecho real: la historia de la agente de la CIA Valerie Plame y su marido diplomático Joseph Wilson. Ambos se ven enredados en un escándalo en 2003, cuando Bush le declara la guerra a Irak. Wilson alega que es imposible el comercio de uranio en el Medio Oriente, que justifica la invasión a Irak por el temor a la bomba atómica. La información fue revelada por su esposa, en la confidencialidad, y ambos se ven perseguidos por la administración Bush y la CIA en particular, por la fuga de información y el archiutilizado “antipatriotismo”. Curiosamente, en Argentina esta película también se llamó “Poder que mata”.
    • El poder del hombre del FBI: “J. Edgar” de Clint Eastwood, de 2011, retrata a Hoover, uno de los hombres más poderosos de Estados Unidos desde la década del ’20 hasta su muerte en 1972. Hoover fue el primer Presidente del FBI, encargado no sólo de asumir las prácticas del organismo, sino de hacer todos los trabajos sucios, de estabilizar y desestabilizar, y hacerlo con todas las prácticas que estén a su alcance. Una historia oscura, no del todo tórrida en el film protagonizado por Leonardo DiCaprio.
    • El poder de los hombres del Presidente: “Todos los hombres del Presidente”, de 1976, dirigida por Alan J. Pakula, es la puesta cinematográfica de la investigación de los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein que, en 1972, investigaron lo que se conocería como el “caso Watergate”. El robo de documentos en la sede del Partido Demócrata terminaría en un escándalo revelado por los dos periodistas del Washington Post, con la información brindada por “Garganta Profunda”, la fuente no revelada de la investigación. A pesar de su trabajo, que terminaría conformando un libro, Richard Nixon, figura clave del escándalo, sería reelecto en 1974, aunque no logró ocultar la verdad, y en una entrevista realizada por David Frost termina admitiendo su complicidad en el hecho. Esa entrevista fue llevada al cine bajo el título “Frost/Nixon”.
  • El poder del aparato de las guerras: “Leones por corderos” dirigida por Robert Redford, de 2007, representa varias cuestiones vinculadas al poder, en medio de la Guerra de Afganistán. Por un lado, aparece un político que intenta manipular a la opinión pública a través de una reportera que ha sido el paladín de su carrera, a pesar de ella. Ese político aspira a la presidencia y maneja información sobre la guerra, su as bajo la manga para obtener el apoyo mediático. Por otro lado, un profesor aconseja a uno de sus estudiantes más prometedores a que no se enrole en la milicia, para “servir a su país”. En la película, los empoderados se venden como leones por corderos, mientras los jóvenes siguen peleando en una guerra inventada que no les pertenece.

Poder y cine norteamericano

Biopic: Antonio Banderas

Antonio Banderas
Antonio Banderas es un actor, productor, guionista y director de cine, teatro y televisión español, nacido en Málaga en 1960.
En su juventud formó parte del Teatro-Escuela ARA y de la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga. Sus primeras actuaciones fueron en teatro, hasta su aparición en el cine, en películas de Pedro Almodóvar. El chico Almodóvar participó de los films “Laberinto de pasiones”, “Matador”, “La ley del deseo”, “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, “Átame!”, “La piel que habito” y “Los amantes pasajeros”.
Es uno de los actores españoles más conocidos internacionalmente, por su larga trayectoria en el cine de Hollywood. Desde la década del ’90 hasta nuestros días trabajó en películas como “La casa de los espíritus”, “Philadelphia”, “Evita”, “La máscara del zorro”, “Mini espías”, “El mexicano”, “Los mercenarios 3”, y es la voz del Gato con Botas de “Shrek”.
En entrevista a “El País” de España, Antonio Banderas así se refirió a su larga trayectoria: “Al final, después de 88 películas, lo que me queda es un resumen general de caras, talentos, personajes, gente con la que he compartido. Pero soy muy malo para juzgarme, para lo bueno y para lo malo. Pierdes objetividad desde dentro”*.

* “Entrevistas digitales: Antonio Banderas” en El País. http://www.elpais.com/edigitales/entrevista.html?encuentro=10376
http://www.ivoox.com/biopic-antonio-banderas_md_4328715_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Stephen King en el cine

Stephen King es con seguridad el escritor más prolífico a la hora de brindar ideas al cine estadounidense. O, lo que es lo mismo decir: sobre todo el cine de terror yanqui ha sacado algunas de sus mejores historias de las novelas de King.
Pero Stephen King no sólo escribe terror. En ficción ha publicado, con éxito comercial, historias de aventuras, intrigas y stephen-kingdramas policiales que también le han dado elementos a la pantalla grande. Además, escribe artículos de no ficción, críticas culturales, a la vez que adaptó algunos de sus textos a guiones cinematográficos, produjo algunas de las puestas para televisión y cine, y hasta dirigió una de sus historias: “La rebelión de las máquinas” de 1986.
Y su aporte al cine es tan meritorio, que se ha convertido en una marca: la venta de las películas que se basan en sus obras llevan la etiqueta de “película de Stephen King”, a la misma altura que el star system y el cine de autor. En este caso, es autor de sus novelas que desde su publicación ya empiezan el camino hollywoodense de la producción. Y, como curiosidad, muchos de sus personajes tienen el vicio de escribir.
Las películas más populares basadas en su obra son: “Carrie”, su primera novela que tuvo tres puestas audiovisuales; “It, el payaso asesino”, “Christine”, “Los ojos del gato”, “Cuenta conmigo”, “Cementerio de animales”, “Misery”, “El cazador de sueños” y “Los chicos del maíz”. Las series “Apocalipsis”, “El resplandor”, “La zona muerta” y “Bajo el domo” también están basadas en su obra.
A los mejores títulos los dejamos para el final. A manera de recomendación, cuatro “películas de Stephen King” para no perderse:

    • “El resplandor” de Stanley Kubrick. Jack Nicholson, la atemorizada Duvall y el nenito del dedo “REDRUM” en ese impresionante hotel con laberinto como patio, es una verdadera joya del cine, y sobre todo del cine de terror, que suele recaer en los viejos trucos de los sobresaltos y mucha mucha sangre. Bueno, acá están esos trucos también, pero sí que están bien usados. Sólo que a King no le convenció el trabajo de Kubrick y en 1997 mandó hacer una miniserie de su novela.
  • Dos historias en la cárcel dirigidas por Frank Darabont: “Sueños de libertad”, con Tim Robbins y Morgan Freeman, basada en la novela “Rita Hayworth y la redención de Shawshank”, y “Milagros inesperados”, con Tom Hanks, basada en la novela “El pasillo de la muerte”, son dos grandes películas norteamericanas, y no son de terror. En la primera, detrás de un cuadro de la Hayworth se encuentra el pasadizo hacia la libertad, y en “The Green mile”, una especie de ángel enorme tiene el poder de salvar pero no de salvarse.

the shawshank redemption the green mile

  • “La ventana secreta” de 2004, dirigida por David Koepp y con la actuación de Johnny Depp y John Turturro, está basada en la novela “Ventana secreta, jardín secreto” de King. Depp intenta cruzar datos para encontrar culpables, para terminar comiendo choclos del jardín de su casa. Pero esos choclos no son exactamente vegetarianos.

Películas en las que el elenco se despacha con una canción

En esta lista compartiremos algunos títulos de películas que tienen al menos una escena en la que parte del elenco interpreta alguna canción, para sorpresa de otros y de ellos mismos.
My best friend's wedding
En “Los chicos están bien” de Lisa Cholodenko, Annette Bening habla sobre el amor hacia el disco “Blue” de Joni Mitchell en la mesa que comparte con sus hijos, su pareja (encarnada por Julianne Moore), y el donante de esperma que apareció hace poco en sus vidas para cambiarla por completo. Y tratando de hacer las paces con el personaje de Mark Ruffalo, comienza a cantar “All I want” ante la mirada atónita de su familia y con Ruffalo como corista.

En “La máscara”, el personaje transformado y maníaco de Jim Carrey es acorralado por la policía después de haber robado todos los bancos, y La Máscara logra burlarlos encantándolos con “Cuban pete” de Ricky Ricardo, poniendo a todos los uniformados a bailar en estado de demencia.

Los fantasmas de los antiguos dueños de la casa en “Beetlejuice” de Tim Burton les quieren hacer saber a los nuevos dueños y sus encopetados amigos que ellos están ahí, así que en estado de posesión les pone en la voz y el cuerpo el “Banana Boat Song” de Harry Belafonte.

En “El club de las divorciadas” de Hugh Wilson, Bette Midler empieza y convence a Diane Keaton y Goldie Hawn de cantar y ponerle coreografía liberadora a “You don’t own me” de Lesley Gore”.

En “Virgen a los 40” el personaje de Steve Carrel finalmente celebra la concreción sexual entonando los primeros versos de “Aquarius (let the suns hine in)” de The fifth dimensión, y la canción lo traslada a un espacio verde y luminoso que comparte con sus compañeros, celebrando todos la liberación del exvirgen.

En “Casi famosos”, tras una de las tantas peleas de la banda Stillwater, y viajando hacia su próximo show de la gira, una canción los hermana: la banda, el manager, el joven periodista y las groupies, todos cantan casi en un suspiro religioso “Tiny dancer” de Elton John.

En “La boda de mi mejor amigo”, el amigo gay de Julia Roberts que se hace pasar por su pareja para tapar su enamoramiento con su mejor amigo que está por casarse, cuenta la historia de su ficticio romance y pone a toda la mesa primero, y a todo el restaurant finalmente, a cantar. La canción elegida para inventar un amor es “I say a little prayer” de Aretha Franklin.

Por Leandro Almeida

Remakes de Hollywood de películas argentinas

Con la llegada finalmente a la Argentina de la versión estadounidense de “Elsa y Fred”, y con la noticia de otras películas en cola, repasamos en esta lista los títulos argentinos o de coproducción nacional que se hicieron o harán en la máquina de cine más poderosa del mundo.

    • “Nueve reinas”, la película de 2000 dirigida por Fabián Bielinsky y protagonizada por Gastón Pauls y RicardoNueve reinas Criminal Darín, en la que dos estafadores unen fuerzas para seguir robando y esquivando a la policía, fue realizada en Estados Unidos bajo el nombre de “Criminal” en 2004. Dirigida por Gregory Jacobs y protagonizada por John C. Reilly y Diego Luna, bajo la producción de George Clooney, el film tuvo buena taquilla pero pésimas críticas, y se volvió el primer intento del siglo de contar con la maquinaria hollywoodense una historia del cine argentino.
    • “Elsa y Fred” es ya un clásico en el cine argentino, recordada con fuerza en las últimas semanas tras la muerte de China Zorrilla, protagonista del film. La historia de amor en España (país que comparte la coproducción con Argentina) entre una argentina y un español, interpretado por Manuel Alexandre, se estrenó en marzo de 2014 en Festival internacional de cine de Miami y el 6 de noviembre próximo llegará finalmente a las salas de cine del país. “Elsa & Fred” fue dirigida por Michael Radford y protagonizada por Shirley MacLaine y Christopher Plummer.
  • “El secreto de sus ojos”, la última película argentina-española de 2009, ganadora del Oscar a “Mejor película extranjera”, es ya un proyecto avanzado en Estados Unidos. El film de Juan José Campanella y protagonizado por Ricardo Darín y Soledad Villamil, será dirigido por Billy Ray bajo la producción de la Warner Bros, y ya se confirmaron los nombres de Julia Roberts y Gwyneth Paltrow para los papeles principales.
  • “Un novio para mi mujer” de Juan Taratuto es un proyecto más incierto en Hollywood. La película de 2008 protagonizada por Adrián Suar y Valeria Bertuccelli sería producida también por Warnes Bros. y Steve Carrell interpretaría el papel de Suar, el Tenso que se quiere sacar de encima a la Tana Ferro que no para de hablar y maquinar… hasta que se toman un café. Al menos esa es la información que se manejó fuerte en 2009-2010, pero el proyecto no prosperó. Hollywood compró varios guiones de films argentinos, pero no todos llegan a las salas. Por el momento, no descartamos la remake de Hollywood de “Un novio para mi mujer”, que ya tiene una adaptación italiana.

Esta es la opinión de Juan Taratuto sobre la remake de su trabajo:

“Los trabajos son muy personales, porque estoy muy implicado en el relato, en el contenido de la historia y en la mirada más psicológica. La película es parte de uno, y siento que la intimidad propia es vista por otra persona. Tengo la sensación de que, en general, las remakes de Hollywood tienden a pasteurizar las historias. Me preocupa que cuando empiecen a opinar los abogados y los ejecutivos de los estudios, se intente hacer un happy end hollywoodense, muchas veces para conformar la mirada del espectador y deglutir aún más el contenido, darle más servido el final de la historia. Así, se pierde la sensibilidad de los personajes, se pierden las sutilezas”*.

* Fuente y cita de “Remakes, entre el orgullo y la desconfianza” de Tiempo Argentino. http://tiempo.infonews.com/nota/61118/remakes-entre-el-orgullo-y-la-desconfianza

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑